22Noviembre2017

EIP Magazine

Está aquí: Home Secciones EIP Madrid Los alumnos del MBA de EIP Madrid visitan el Museo de Cerralbo

Los alumnos del MBA de EIP Madrid visitan el Museo de Cerralbo

Los alumnos del MBA en Organización de Eventos, Protocolo y Relaciones Institucionales de la EIP de Madrid visitaron durante los días 6 y 7 de Noviembre el Palacio Museo Cerralbo. A lo largo del paseo por esta magnífica mansión decimonónica descubrimos la forma de vida de la alta sociedad y aristocracia madrileña de finales del siglo XIX y principios del siglo XX.

Durante el recorrido pudimos visitar el Gran Portal, el Zaguán, la Escalera de Honor, la zona de verano y de invierno, la Sala de Billar, las estancias privadas de los marqueses y sus hijos, la Biblioteca y sobre todo el maravilloso Salón de Baile.

Los alumnos fueron descubriendo en cada estancia un modo de vida ya casi desaparecido y una amplia colección de objetos relacionados con esta época, recopilados por la familia del Marqués durante sus innumerables viajes. Esculturas, pinturas, monedas, medallas, distinciones, armaduras, objetos arqueológicos y sobre todo objetos de la vida cotidiana como juegos de café, relojes, lámparas, muebles, alfombras y tapices.

Uno de los espacios que los alumnos disfrutaron más fue el Salón Comedor. En el que parece que el tiempo se ha detenido y que en cualquier momento puede aparecer el servicio y ofrecernos una cena de etiqueta al gusto de la época. La imponente mesa del salón, delicadamente adornada con dulceras y reposteros, nos transportó a esa época tan maravillosa y auténtico referente del Protocolo Social.

Como broche final, el Salón de Baile donde antaño la aristocracia madrileña disfrutaba de unas veladas románticas y valseaba con sus trajes de etiqueta hasta altas horas de la madrugada. Profusamente decorado con divanes y sillas voladoras, y presidiendo el Salón, un maravilloso reloj de péndulo. Nos despedimos echando un vistazo al techo para agradecer al propio marqués el permitirnos visitar su casa y sus tesoros.

Comparte este artículo
FaceBook  Twitter